Firma por la defensa de la democracia en Ecuador

Posted on by

Letter to be sent to the following Congress Representatives (Carta dirigida a los siguientes congresistas):

New York: Gregory Meeks, Kathleen Rice, Grace Meng, Alexandria Ocasio-Cortez, Hakeem Jeffries, Yvette Clarke, Jerry Nadler, Adriano Espaillat, Sean Patrick Maloney, Andrew Garbarino, Thomas Suozzi.

New Jersey: Albio Sires, Donald Payne Jr, Josh Gottheimer, Bill Pascrell, Frank Pallone, Bonnie Watson Coleman.

Connecticut: John B. Larson, Jim Himes, Rosa DeLauro, Jahana Hayes

Estimados Congresistas,

Somos miembros orgullosos de la diáspora ecuatoriana aquí en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut. Deseamos compartir con ustedes nuestras preocupaciones sobre los recientes acontecimientos preocupantes en nuestra querida patria. Como Representantes del Congreso, creemos que ustedes pueden desempeñar un papel crucial para garantizar que se lleve a cabo una transición política pacífica y democrática en Ecuador durante los próximos dos meses.

Como seguramente sabrán, las elecciones presidenciales están en marcha en Ecuador, con la primera vuelta de la elección habiendo tenido lugar a principios de febrero y la segunda vuelta programada para el 11 de abril. Dado que la Constitución de Ecuador garantiza nuestro derecho a votar desde donde vivimos, miles de ecuatorianos residentes en Estados Unidos ejercieron ese derecho en la primera vuelta de febrero. La mayoría de nosotros vivimos en las áreas de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut.

Ecuador es todavía una democracia frágil y hay una serie de señales preocupantes de que la integridad de estas elecciones y las normas básicas de democracia están gravemente amenazadas.

Nos preocupa en primer lugar la injerencia extranjera en estas elecciones proveniente de sectores conservadores del vecino país de Colombia. Las denuncias infundadas sobre financiamiento ilícito de campañas que han sido promovidas por estos sectores – más notablemente, por el fiscal general de Colombia – han tenido un efecto perturbador en la última etapa de la campaña electoral en Ecuador. El relator de la ONU sobre la independencia de jueces y abogados ha expresado su alarma con respecto a esta interferencia y ha emitido un severo recordatorio de que los fiscales no deben interferir en los procesos electorales.

En segundo lugar, hemos observado, con alarma, un flujo constante de noticias falsas en torno a estas elecciones; en particular, denuncias de fraude electoral que, similares al caso de las elecciones de noviembre pasado en los Estados Unidos, carecen de fundamentes. Simplemente no hay evidencia de ninguna manipulación del voto o el recuento de votos, sin embargo, estas afirmaciones han circulado ampliamente tanto en los medios como en las redes sociales de Ecuador.

Nos preocupa, finalmente, el hecho de que figuras públicas de alto perfil en Ecuador hayan pedido recientemente a las Fuerzas Armadas que intervengan para evitar una victoria electoral del actual líder en las elecciones. En un país que ha sufrido innumerables golpes militares y largos períodos de dictadura brutal, esos llamamientos no son una broma.

Les pedimos que se pronuncien en contra de estas amenazas al proceso electoral de Ecuador, ya que cualquier alteración de la democracia de Ecuador también nos afectará negativamente.

Gracias por su apoyo a la democracia y los derechos humanos en América Latina.